Innovación /

Por primera vez, pasajeros viajaron en un “hyperloop”lunes, 16 noviembre 2020

“¿Están listos para cambiar el mundo?”.

Esa fue la pregunta que les hicieron a Sara Luchien y Josh Geigel el domingo 8 de noviembre en las afueras de Las Vegas, en el medio del desierto de Nevada.

Ellos asintieron y se dispusieron a hacer historia en la historia del transporte.

Después, vino la cuenta regresiva: nueve, ocho, siete, seis, cinco, cuatro…

Y partieron. Parecen una pareja jugando un juego en Fantasilandia. Sonríen, felices.

Recorrieron una pista de pruebas de 500 metros en 15 segundos, alcanzando los 172 km/h.

“Este es uno de esos raros momentos en los que la humanidad está dando un gran salto adelante”, comentó Sir Richard Branson, el fundador de Virgin Group.

Es la primera prueba de un sistema hyperloop con personas. Los humanos son dos empleados de Virgin Hyperloop: Sara es directora de Experiencia de Pasajeros; Josh, cofundador y gerente de Tecnología de Virgin Hyperloop.

“Me encantaron sus reacciones después de la prueba”, confesó Branson. Josh describió su viaje como “sorprendente”, y Sara dijo “¡hagámoslo de nuevo!”.

“Estoy tan entusiasmado con Virgin Hyperloop, el primer nuevo modo de transporte en más de cien años”, continuó Branson. “Es a pedido, ridículamente rápido, con cero emisiones directas. Imagine que su viaje demora más de tres horas y media, y ahora aparece una opción para hacerlo en menos de 35 minutos… Así de dramáticamente puede Virgin Hyperloop cambiar el transporte”.

 

SE VA POR UN TUBO

Un viaje de Nueva York a Washington DC (360 km) podría demorar media hora.

Virgin no es la única empresa que desarrolla este sistema, consistente en desplazar en suspensión cápsulas capaces de moverse a entre 1.000 km/h y 1.200 km/h por el interior de tubos a baja presión colocados sobre pilones. Fue Elon Musk —el fundador de los autos eléctricos Tesla y de la compañía de exploración espacial SpaceX— quien primero presentó el concepto en 2013. Varias otras empresas tecnológicas se han subido al tren, entre ellas, la estadounidense Hyperloop Transportation Technologies y la canadiense TransPod.

La idea de hyperloop es enviar cápsulas o vainas por tubos continuos de acero, conservando un vacío parcial. Cada cápsula flota sobre una capa de aire, como las cápsulas en que se envía dinero en los supermercados.

Virgin Hyperloop estima que este tren ultrarrápido debería estar funcionando a mediados de esta década.

Comparte