Tendencias /

El desafío es conectar a más chilenos viernes, 09 octubre 2020

¿Han estado las redes a la altura de las circunstancias durante esta pandemia?, preguntó Roberto Muñoz, presidente y CEO de Movistar Chile, durante el Summit País Digital. “Definitivamente sí”, se contestó.

Observó que el tráfico en las redes móviles aumentó de un día para otro en un 40%.

En el caso de las redes fijas, la empresa Ookla (los dueños de Speedtest) declaró en su último informe que pocos países en el mundo han conseguido que, a raíz de la pandemia, el servicio mejore en vez de empeorar. “Uno de ellos es Chile”, comentó entusiasmado Muñoz.

Pero también la pandemia ha desnudado los desafíos que presenta el sector de las telecomunicaciones en Chile.

El primero: es necesario dar un salto en la inclusión digital.

Hoy, es muy bajo el número de personas conectadas a banda ancha fija, que es la que realmente da estabilidad, que permite conectar a muchas personas y muchos dispositivos de manera simultánea. “Hay países vecinos nuestros que tienen veinte puntos porcentuales más que Chile”, dijo Muñoz mostrando un cuadro con el porcentaje de personas conectadas:

Uruguay

81,6%

Argentina

66,2%

Chile

58,4%

Colombia

51,3%

 

En Chile prácticamente 4 de cada 10 personas no tiene conexión a Internet. Ahí está el caso que mostró el 8 de octubre el exsubsecretario de Telecomunicaciones Pedro Huichalaf en LinkedIn. Alrededor de 54 alumnos —desde prebásica a universitarios— deben recorrer siete kilómetros buscando puntos con buena señal de Internet para hacer las tareas (esto es en Quebrada de Talca, comuna de La Serena. Ya lo decía el estudio del Colegio de Ingenieros que publicó en mayo “Generación de Cambio”: “el mayor porcentaje de desconectados se encuentra en las regiones de Coquimbo, O’Higgins, Maule y Araucanía”).

 

¿QUÉ HACEMOS AHORA?

Muñoz propuso un Plan Nacional Público-Privado de Conectividad que incluye la compartición voluntaria de las redes, un subsidio a la demanda, reorientar los fondos del Fondo de Desarrollo de las Telecomunicaciones (FDT) hacia la última milla y simplificar los procesos administrativos.

“Cuando en un estudio que hizo Subtel hace muy poquito les preguntó a las personas por qué no tenían Internet, un tercio dijo que porque no tenían capacidad de pago”, señaló Muñoz, emocionado. “¡Tenemos que hacernos cargo de esto! Chile ya lo ha hecho con el agua y con la electricidad. Nuestros países vecinos también lo hacen. En Europa se hace. Tenemos la misión de conectar a la gran mayoría de los chilenos”.

Concluyó que la pandemia nos ha mostrado nuestras fortalezas, pero también los desafíos que tenemos en telecomunicaciones. “Desafíos de los que tenemos que hacernos cargo ahora. Tenemos que llegar con fibra óptica al hogar de la mayoría de los chilenos. Esta es la sociedad, es la biblioteca, es el colegio, es la oficina”… de todos.

Comparte