Innovación /

Estocolmo está probando un par de minibuses autónomosjueves, 18 enero 2018

Ya circulan por Estocolmo los primeros buses sin conductor. Realiza una maniobra de acercamiento de 1,5 km. No supera la velocidad de 24 kilómetros por hora. El proyecto es una iniciativa conjunta entre Ericsson y socios locales, que incluyen la ciudad de Estocolmo.


A partir de este mes, dos pequeños buses sin conductor van a compartir las calles con peatones, ciclistas y otros vehículos en Estocolmo. No van muy rápido, pero son seguros: alcanzan los 24 kilómetros por hora. Estos minibuses son un gran ejemplo de transporte urbano multimodal, tal vez el modelo para el futuro cercano de las ciudades inteligentes.

El proyecto de conducción autónoma es una iniciativa conjunta entre Ericsson y socios locales como Nobina Tech, SJ, la ciudad de Estocolmo, Klövern, el Instituto Tecnológico Sueco (KTH) y Urban ICT Arena. El propósito es probar buses autónomos durante un largo período de tiempo en calles públicas bajo condiciones de tráfico reales.

La iniciativa comenzó el 24 de enero. Durante el ensayo de seis meses, los minibuses transportarán a los pasajeros de ida y vuelta por un tramo preprogramado de un kilómetro y medio entre el mall de Kista y la Torre Victoria, al norte de Estocolmo. Como muchos de estos vehículos, utilizan la tecnología "LiDAR" (Laser Imaging Detection and Ranging, dispositivo que permite determinar la distancia desde un emisor láser a un objeto utilizando un haz láser), y una serie de sensores para “ver” lo que hay a su alrededor y transitar con seguridad.

Uno de los objetivos es probar distintas condiciones climáticas, así como también un sistema de control remoto y de respuesta humana. Ericsson está proporcionando su unidad de Transporte Urbano Conectado (Connected Urban Transport, CUT), que incluye el seguimiento de los buses autónomos. La conexión de los buses a una red 5G está contemplada para la segunda mitad de la prueba de seis meses.

Los minibuses son apenas una parte del proyecto de innovación Drive Sweden, un programa de innovación estratégica lanzado por el Gobierno sueco que reúne a socios de todos los sectores de la sociedad para abordar los desafíos y las oportunidades de la seguridad vial, la adaptación de la infraestructura y la legislación relacionada con el transporte.

Proyectos similares se desarrollan en otras ciudades. El de Las Vegas tiene un recorrido similar, de un kilómetro, y sufrió un accidente en noviembre. El de Londres (el proyecto GATEway: Greenwich Automated Transport Environment) sí lleva un operador humano por si se produce una emergencia. París está preparando un sistema de taxis autónomos (los “robotaxis”), y Uber está pensando en una flota sin conductores, que usaría equipos Nvidia.

Comparte