Innovación /

Un astronauta de la Estación Espacial recibe a un amigo robóticojueves, 05 julio 2018

El alemán Alexander Gerst está recibiendo a un asistente volador creado especialmente para él por la agencia espacial alemana DLR, con la ayuda de Airbus y la inteligencia artificial de la “nube” de IBM.


“¡Hola! Soy el primer asistente interactivo de la tripulación en el espacio. Soy una inteligencia que flota libremente, proporcionando todo tipo de servicios digitales.”

El que habla es Cimon: Crew Interactive Mobile CompanioN, un robot de forma esférica con un peso de 5 kilos, similar a una pelota de básquetbol grande, que servirá como asistente del astronauta alemán Alexander Gerst, comandante de la Estación Espacial Internacional.Un astronauta de la Estación Espacial recibe a un amigo robótico.

Cimon —que llegó el lunes 2 de julio a la Estación Espacial Internacional (EEI) a bordo de la nave Dragon, de la compañía SpaceX— recuerda poderosamente al simpático BB-8, de las últimas películas de la saga Star Wars. (Otros dicen que al siniestro HAL 9000, de 2001: Odisea en el Espacio.)

Catorce ventiladores incorporados le permitirán al robot flotar en cualquier dirección dentro del entorno sin gravedad de la estación espacial. Incluso, puede seguir a su astronauta favorito, Alexander Gerst: fue creado específicamente para acompañarlo. Lo han adiestrado para eso, con la voz y con fotos de Gerst. Además, se le ha cargado lo típico de estos robots acompañantes (como BB-8 o R2-D2): los procedimientos y los planos del módulo Columbus de la Estación Espacial Internacional.

Los comentarios a la noticia van desde que es un “cerebro volador” hasta que es una “pelota de fútbol voladora".

Gerst debe realizar tres misiones con Cimon: resolver el cubo Rubik, experimentar con cristales y realizar un complejo experimento médico que utiliza a Cimon como cámara voladora inteligente.

“Con mi inteligencia artificial, ayudaré a la tripulación a realizar sus tareas de manera más eficiente y segura”, afirma Cimon con entusiasmo. “Ayudo e interactúo socialmente para reducir el nivel de estrés. Así que, ¡soy el nuevo compañero de tripulación perfecto!”

Cimon fue desarrollado por Airbus, el fabricante aeroespacial europeo, por encargo de la agencia espacial alemana DLR. Utiliza la tecnología Watson AI, de la nube de IBM.

“CIMON es único en el mundo en esta forma”, indica Christian Karrasch, Director de Proyecto de Cimon en la DLR en Bonn. “La idea es mostrar hasta qué punto se puede liberar a los astronautas de tareas rutinarias; ellos podrían usar su tiempo mejor. Con Cimon, estamos entrando en un nuevo territorio y operando en el umbral de la viabilidad tecnológica".

La cápsula de SpaceX también transportó arándanos, helados, agua y ratones.

ENLACES

Comparte