Minería /

Con la ayuda del sol, Minera Centinela reduce su huella de carbonolunes, 13 mayo 2019

Desde el año 2012, Minera Centinela opera una planta termosolar. Junto con crear valor económico, crea valor ambiental y social, pues queda a disposición de la educación, la ciencia y la industria.


ANTOFAGASTA MINERALS reiteró su compromiso de reducir la emisión de gases con efecto invernadero (GEI) en 300 mil toneladas por año antes del 2022. Así lo manifestó Iván Arriagada, presidente ejecutivo de Antofagasta plc, durante la “Semana del Clima”, que tuvo lugar en Nueva York en septiembre pasado: “Estamos convencidos de que la minería del cobre es clave para que todos vivamos en un mundo más sustentable, con un mayor uso de tecnologías limpias para el transporte o la generación de energía”.

Dentro de este contexto, la Minera Centinela opera desde noviembre de 2012 una planta termosolar. La planta sustituyó los dos calentadores que se utilizaban para aumentar la temperatura del agua que requieren los electrolitos (solución de cobre de alta pureza) y el lavado de cátodos en la planta de electro-obtención.

Minera Centinela, que opera en una de las zonas con más alta irradiación solar en el planeta, inició en 2011 el cambio en su matriz energética con la construcción de la Planta Termosolar para calentamiento de soluciones. La planta contempló una inversión de 15 millones de dólares, y está diseñada para producir 24.445 MWht/año de energía a través de 1.280 colectores cilindro-parabólicos con seguimiento solar en una dirección.

A través de la operación de esta planta, la temperatura del agua se eleva entre 80 y 85 grados Celsius, para transferir calor a la solución de cobre y así elevarla en unos 5 grados, lo cual es el requerimiento térmico equivalente a un consumo de alrededor de 3.700 metros cúbicos de petróleo diésel al año en el circuito de calor.

2 mil vueltas al mundo

La infraestructura —única en su tipo— permite aumentar la temperatura del agua y de las soluciones de electro-obtención, gracias al intercambio de calor entre ellas, lo que entrega energía renovable en el corazón del negocio, reduciendo las emisiones de CO2 en 8 mil toneladas al año. Esto es equivalente a un 4% del total de las emisiones de la línea óxidos de Centinela.

Esto también equivale…

• a que 2.600 vehículos dejen de circular en Antofagasta en un año,
• a 80 mil horas de vuelo menos de un avión comercial,
• a 2 mil vueltas alrededor del mundo en un avión comercial.

La planta solar de Minera Centinela sustituye el 55% del diésel que se utiliza en los calentadores que forman parte del proceso extractivo de la compañía. Esto implica, además, evitar el ingreso de 125 camiones para transportar el combustible requerido. (¡Se reduce la huella de carbono notablemente!)

Con este ahorro en diésel —que se calcula en más de 2 millones de dólares al año—, la Planta Termosolar recuperará la inversión en seis años.

La minería en Chile tiene condiciones favorables para este tipo de energía, ya que sus yacimientos se ubican principalmente en el norte del país, donde la intensidad de la radiación solar es una de las mayores del planeta.

Comparte