Innovación /

Nada detiene el avance de los sistemas autónomos viernes, 18 mayo 2018

En la Expomin 2018, destacaron las máquinas autónomas de Finning Cat. Después de que las programaban, se desplazaban sin conductor por un laberinto que simulaba el túnel de una mina subterránea. Lo mismo están haciendo con algunos robots. La tendencia es hacia vehículos no tripulados.  


Llamaron la atención en la Expomin 2018. En los espacios abiertos de la feria que terminó el 27 de abril, Finning Cat instaló un verdadero laberinto, que simulaba el túnel de una mina subterránea. Dos equipos —sin tripulantes— recorrían el camino sin equivocarse, sin choques, sin estruendo. Realizan su labor.

No los están controlando de manera remota: los programan previamente, y les dicen: “esto es lo que deben hacer: recojan el material que está al final, y lo depositan al comienzo”. Y las máquinas van y lo hacen obedientemente como los robots de Boston Dynamics. SpotMini, el “perrobot” de Boston Dynamics, es capaz de recorrer los laboratorios de manera autónoma. (Le dan las instrucciones previamente y lo pasean por el lugar de modo que sea capaz de construir un mapa utilizando los datos visuales que consigue de las cámaras que lleva a bordo. Después, el operador aprieta el botón “Go”, y el robot parte por su cuenta.)  

Un comunicado de Finning señala que es “una demostración de un proceso simulado de autonomía y programación de cargadores R1600H para minería subterránea, muy pocas veces visto en el mundo”.

Lo sorprendente de esta exhibición —continúa el comunicado— es que la automatización de dichas máquinas LHD (Load-Haul-Dump) va “leyendo” el recorrido y evitando posibles colisiones, a través de CAT Minestar Command, tecnología de inteligencia incorporada, que permite que los camiones autónomos trabajen de manera confiable.

Varios opinaron que fue lo más interesante de la Expomin 2018, que contó con la participación de 1.300 empresas de 35 países.

Pedro Damjanic, vicepresidente de Minería de Finning Sudamérica, señaló que la autonomía y la robótica llevarán a dar un salto enorme en productividad que marcará una era en la industria minera. “Como Finning, vamos a ser actores de una transformación dramática en la industria. Ya no es un sueño pensar en operaciones mineras donde todos los equipos se mueven en forma autónoma, sin operadores, sin riesgo y con altísimos niveles de productividad. Es una realidad de la cual Finning es parte y que está empezando a ocurrir; por esto traemos esta nueva tecnología que se pone a disposición de la minería para cambiar la historia.”

¿QUÉ HACEMOS AHORA?

La conducción autónoma lleva ya algún tiempo, con resultados variados. Pero la sensación que da es que lleva un fuerte impulso, que ya nadie va a impedir que esto ocurra. 

Tal vez los primeros en preocuparse de crear un código de conducta para máquinas autónomas han sido los alemanes. La Comisión de Ética sobre Conducción Automatizada y Conectada ha recomendado programar específicamente valores éticos en los automóviles sin conductor para priorizar la protección de la vida humana por encima de todo lo demás. “En situaciones peligrosas, la protección de la vida humana debe tener siempre la máxima prioridad”, señaló en agosto pasado el informe germano.

Parece obvio, pero no siempre ocurre. Un lamentable accidente en Tempe (Arizona) detuvo las investigaciones en autos autónomos de Uber en marzo pasado. Una peatona se cruzó intempestivamente en la ruta y el auto —que llevaba un conductor de seguridad al volante, pero iba en “modalidad autónoma”— la atropelló.

Es una de las razones por las que Christian Wolmar opina que los autos sin conductor no van a ninguna parte. Su libro se llama tal cual: “Driverless Cars: On a Road to Nowhere”. Christian Wolmar es un escéptico nadando contra la corriente en el medio de este mar de entusiasmo. Wolmar sostiene que serían necesarios grandes cambios en la infraestructura para que los autos autónomos funcionen. ¿Qué pasa con los “trabajos en la carretera”? Los humanos entienden los gestos de un policía: ¿los entiende un auto autónomo?... 

LO QUE VA A PASAR, VA A PASAR IGUAL

Wolmar es pesimista como la noche, pero no opacará el entusiasmo de la industria que sigue apasionada el tema.

En California, 53 empresas están probando, oficialmente, flotas de autos autónomos. Cruise (de General Motors) está probando 104 vehículos; Apple, 55; Tesla, 39; Toyota, 11; Nvidia, 8.

Hoy, si se busca “drones” en Google, aparecerá publicidad de Falabella, ofreciendo los últimos modelos. En las protestas de Gaza del 14 de mayo, drones israelíes arrojaron gases lacrimógenos. Un “drone” no es más que un vehículo aéreo no tripulado.

Las cosas van para allá.

ENLACES

Comparte