Innovación /

El Pentágono está interesado en nuevas ideas para los enjambres de drones autónomos miércoles, 04 abril 2018

Mejor que utilizar una sola enorme nave de combate, cara y pesada, es recurrir a una pandilla de drones que actúan como abejas asesinas. Hasta ahora, los resultados han sido buenos. La FIDAE 2018 tiene un pabellón exclusivo para vehículos aéreos no tripulados.

En la última película de Steven Spielberg, “Ready Player One”, un enjambre de drones se desliza por las calles de una ciudad postapocalíptica, colocando bombas en unos guetos verticales que los villanos desean eliminar.

La sensación de impotencia es terrible: ¿qué hace uno si llegan treinta drones y se ponen a colocar bombas en los postes cercanos? ¿Cómo se puede defender uno de treinta naves pequeñas? Puedes derribar uno, dos, siete… Pero quedan muchos.

Lo peor es que la ficción no está tan lejos de la realidad. La FIDAE 2018, que se realiza en Santiago entre el martes 3 y el domingo 8 de abril, contará por primera vez con un pabellón exclusivamente dedicado al área de los sistemas aéreos remotamente tripulados (RPAS), vehículos aéreos no tripulados (UAV) y los populares drones, que han adquirido tanta fama en los últimos años.

La vigésima edición de la Feria Internacional del Aire y del Espacio acogerá también entre el 4 y 6 de abril de 2018, la UNVEX AMÉRICA, un congreso latinoamericano de sistemas aéreos remotamente tripulados (RPAS), encuentro para todos los profesionales interesados en esta nueva tecnología, usuarios, legisladores (como el senador Francisco Chahuán), la academia y la industria.

SE PONEN DE ACUERDO

Según el Portal Innova, a mediados de la próxima década el mercado mundial de drones superará los 20.000 millones de euros anuales (algo más de 24.000 millones de dólares).

En enero de 2017, el Departamento de Defensa de Estados Unidos (DoD) anunció una demostración sorprendente de 103 drones Perdix arrojados desde tres aviones caza F/A-18 Super Hornets.

El DoD venía trabajando en el despliegue de “enjambres” de drones autónomos desde el año 2015, año en que la Fuerza Aérea de Estados Unidos empezó a exhibir drones de combate de bajo costo. Las mininaves demostraron “comportamientos avanzados de enjambre, tales como la toma de decisiones colectiva, el vuelo en formación adaptativa y la autorreparación”, señala el DoD en un orgulloso comunicado de prensa.

Esto recuerda a RoboCop.

La demostración la realizaron el DoD, la Strategic Capabilities Office (SCO, Oficina de Capacidades Estratégicas) y el Naval Air Systems Command (Comando de Sistemas Aéreos Navales) en California.

El director de la SCO, William Roper, declaró: “Debido a la naturaleza compleja del combate, los drones Perdix no son individuos sincronizados preprogramados; ellos son un organismo colectivo, que comparten un cerebro distribuido para la toma de decisiones y la adaptación de los unos a los otros, tal como lo hacen los enjambres en la naturaleza. Debido a que cada Perdix se comunica y colabora con todos los demás, el enjambre no tiene líder y se puede adaptar con docilidad a los drones que ingresan o que salen del equipo.”

DIFÍCILES DE ELIMINAR

El dron Perdix fue diseñado originalmente por el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), y fue modificado para el uso militar en el año 2013.

El DoD entregó la información para un programa dominical de “60 Minutos”, del canal CBS News. El video está en YouTube; los comentarios son desalentadores. “Es la tecnología de guerra más aterradora que he visto. ¿Puedes imaginarte la devastación que se puede conseguir?”

Desde el punto de vista militar, tiene muchas ventajas. Si destruyes un 20% de un costoso avión caza, la nave queda inutilizada. Si destruyes un 20% de un enjambre, el resto te va a perseguir igual. Además, son más baratos.

“Si se visualiza un enjambre como un conjunto de plataformas de sensores distribuidos relativamente baratos, es fácil ver los beneficios económicos en los casos en que es probable que se produzca alguna pérdida”, señala ZDNet, que en un artículo reciente plantea que “el futuro de la guerra se encuentra en grandes números de plataformas tácticas baratas no tripuladas que pueden funcionar de manera concertada”.

LICITACIÓN ABIERTA

Ahora, la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa (DARPA) está recuperando ideas acerca de cómo nuevas tecnologías pueden mejorar la habilidad de los drones para coordinarse y funcionar como un colectivo. De manera específica, enjambres de 50 drones deberán ser capaces de “aislar un objetivo urbano”, según la propuesta que tuvo una enmienda el 26 de marzo. (Las propuestas a OFFSET se recibirán hasta el 30 de abril.)

DARPA es una agencia del DoD responsable del desarrollo de nuevas tecnologías para uso militar. A DARPA le debemos la Internet.

“El objetivo de OFFSET es el diseño, desarrollo y demostración de una arquitectura de sistema de enjambres —codificada en un entorno realista basado en juegos e incorporado en plataformas autónomas de enjambre físico— con el fin de avanzar en la innovación, interacción e integración de nuevas tácticas de enjambre”, dice la propuesta.

El proyecto OFFSETOFFensive Swarm Enabled Tactics (Tácticas Capacitadas para Enjambre Ofensivo)— está pensando en futuras fuerzas de infantería que usarán “enjambres de hasta 250 pequeños sistemas aéreos no tripulados (UAS) para cumplir diversas misiones en ambientes urbanos complejos”.

Para explicar quiénes pueden participar de esta licitación de DARPA, TechCrunch explica que una propuesta que demuestre que un enjambre de drones puede sembrar un terreno más rápido que un tractor no es algo que le interese al Pentágono. Pero, por otro lado, si puedes vender esa idea como que un enjambre de drones está en realidad arrojando sensores autónomos en un campo de batalla urbano, podría ser interesante.

HAY INTERÉS

Otro programa interesado en utilizar enjambres de drones, LOCUST, pertenece a la Oficina de Investigación Naval de los Estados Unidos. Por supuesto, LOCUST es Low-Cost UAV Swarming Technology (Tecnología de Enjambres utilizando Vehículos Aéreos No Tripulados de Bajo Costo). Las pruebas, que involucraron 30 naves no tripuladas, se realizaron con todo éxito en el año 2015.

Estados Unidos no es el único país interesado en los enjambres. Lo acompañan Israel, Rusia y China.

Hace unos años, un general declaró oficialmente que una cuarta parte de las tropas estadounidenses serán reemplazadas por máquinas autónomas o controladas a distancia para el año 2030.

Comparte