Tendencias /

La creatividad de Elon Musk para intentar salvar a los niños tailandesesjueves, 12 julio 2018

En muy poco tiempo, y prácticamente en vivo, el visionario empresario generó dos maneras de salvar a los niños: una camilla inflable y un minisubmarino. 


“El Mini-Sub llegará en unas 17 horas (a Tailandia)”, tuiteó el domingo 8 de julio el empresario visionario Elon Musk. “Espero que sea útil. Si no, tal vez lo sea en una situación futura.”

Era una de estas ocasiones en que estábamos todos unidos en lo que se ha llamado la “aldea global”, pendientes de lo que pasaba con los niños del equipo de fútbol Wild Boars, tal como antes todo el mundo lo había estado del emocionante rescate de nuestros 33 mineros. 

Son esos momentos en que todo el mundo es uno.

Como una “aldea global”.

El interés de Elon Musk comenzó el miércoles 4 de julio. Uno de sus 22 millones de seguidores en Twitter le pidió que hiciera algo. “Sospecho que el Gobierno tailandés tiene esto bajo control”, contestó el empresario, “pero estoy feliz de ayudar si hay una manera de hacerlo”.

Así comenzó una nueva aventura del sudafricano-canadiense-estadounidense de 48 años, al que algunos comparan con un superhéroe, y al que otros odian profundamente. 

Ese mismo miércoles, Musk contestó que The Boring Company, una de sus empresas (especializada en túneles), cuenta con “un avanzado radar de penetración en el suelo y es muy buena cavando hoyos”.

Como dice el Washington Post, en una crónica bastante despectiva (incluso, negativa), así comenzó un largo proceso creativo colectivo en línea para inventar una solución para rescatar a los jóvenes futbolistas. 

La revista Wired observa que Musk en realidad intentó dos caminos distintos. Uno de ellos fue un sistema que permitiría a los buzos jalar a los niños en algo así como una camilla inflable. Las naves SpaceX usan repuestos inflables.

El proyecto de la camilla inflable no fue muy conocido. Sí lo fue el minisubmarino que diseñó en un par de días. Se parece a la cápsula que se usó para liberar a los mineros chilenos. Está hecho de un tubo de oxígeno diseñado para un cohete Falcon, de SpaceX. Los niños se introducirían en él mientras los buzos los guiaban. 

El lunes 9 de julio, Musk publicó: “Acabo de regresar de la Cueva 3. El Mini-Sub está listo si es necesario. Está hecho de partes de cohetes y se llama Wild Boars, como el equipo de los niños. Lo dejaremos acá por si pudiera ser útil en el futuro. Tailandia es tan hermosa.”

Elon Musk aprovechó el viaje a Oriente para firmar un acuerdo preliminar con el gobierno de Shanghai para construir una fábrica de Tesla en China. La próxima fábrica china será capaz de fabricar 500 mil vehículos por año, de modo que competirá abiertamente con la producción de la principal planta de coches eléctricos de Tesla en California, afirma la publicación Teslarati.

ENLACES

Comparte