Fórmula E /

Audi despide al piloto Daniel Abt por engañar en el torneo virtualjueves, 28 mayo 2020

A veces, el mundo real y el mundo virtual se confunden. Y cosas que ocurren en el mundo virtual tienen efectos en el mundo real.

Le ocurrió a Daniel Abt (27 años), el piloto de la escudería alemana Audi Sport ABT Schaeffler, que fue despedido el 25 de mayo tras haber corrido seis años en la serie eléctrica.

Como señaló en marzo de 2018 “Generación de Cambio”, Abt obtuvo la primera victoria para el equipo Audi Sport ABT Schaeffler en el Mexico City E-Prix. Dos meses después, Abt lo ganó todo en el BMW i Berlin E-Prix: pole position, vuelta más rápida, la carrera entera. Además, se convirtió en el primer piloto germano que vencía en Alemania.

Como el campeonato real de Fórmula E está suspendido, crearon una competencia virtual para pilotos y fanáticos, ABB Formula E Race at Home Challenge, que durará nueve semanas, y va en beneficio de Unicef.

El sábado 23 de mayo correspondía la quinta carrera (¡Berlín!), y Daniel Abt tuvo la mala idea de pedirle a un piloto profesional de “simracing” (Lorenz Hoerzing) que manejara en vez de él.

Cuando lo descubrieron (por la dirección IP), Abt se excusó: “Me gustaría disculparme con la Fórmula E, con mis aficionados, mi equipo y mis compañeros por haber solicitado ayuda externa durante la carrera del sábado. No lo tomé tan en serio como debería haberlo hecho”. Igual lo multaron con 10 mil euros (casi 9 millones de pesos), que beneficiarían a una obra de caridad. Abt pagó de inmediato, pero Audi Sport lo despidió el 25 de mayo.

Se produjo una fuerte polémica en redes sociales. La gran mayoría de los usuarios condenaron el actuar de Abt. Unos pocos, sobre todos colegas profesionales, lo defendieron argumentando que una broma virtual no debería tener una reacción tan grande en el mundo real.

UN GRAN ERROR

El martes 26 de mayo, Daniel Abt decidió exponer su punto de vista en un video de 14 minutos en su canal de YouTube (el periodista Mauricio Monroy, de La Tercera, observó que no usó ropa de la marca Audi.) “Cometí un gran error”, dijo. “Lo reconozco. Espero que puedan perdonarme”.

Abt dice que no trató de engañar a nadie; que solamente quería hacer una broma.

El asunto tiene más aristas. Esta escudería es, en realidad, un consorcio entre la empresa de tuning de automóviles ABT Sportsline, con el patrocinio y colaboración de Audi Sport. Daniel Abt es hijo de Hans-Jürgen Abt, el dueño de ABT Sportsline, una empresa con sede en Baviera que comenzó en 1896 como “Auto-Abt”.

Muchas veces las bromas no son tan divertidas…

Comparte